Cada mes aparece un nuevo producto o accesorio para la lactancia. Ya sabes. El definitivo. El no va a más. El [inserta aquí tu promesa maravillosa e increíble]…

Todos y cada uno de ellos transformarán tu lactancia en indolora, inmediata y maravillosa.

Tengo 2 noticias. Una mala y una buena.

En primer lugar, siento decirte que ese producto definitivo para hacer tu lactancia más placentera en lo que dura un pestañeo y sin esfuerzo, NO existe.

La buena es que para iniciar la lactancia solo se necesita un pecho y un bebé. Y para dar el pecho con éxito: perseverancia, información y apoyo.

La maquinaria que necesitas ya la tienes. Lo demás son ayudas que en un momento dado pueden facilitar la experiencia.

Antiguamente no existían productos para la lactancia y los que existían no eran precisamente que ayudaran mucho como las pezoneras de madera o metálicas.

Pero, a menudo, me llegan consultas de clientas o suscriptoras preguntándome por un accesorio de lactancia u otro. En este artículo te voy a hablar de los productos más habituales y analizaremos sus pros y sus contras.

Pero recuerda, ya tienes todo lo que necesitas.

Estos accesorios pueden llegar a facilitar la lactancia, pero nunca sustituirán lo que puedes darle tú a tu bebé como madre. Nunca.

Con este post, no pretendo infundarte necesidades innecesarias. Ni que acumules productos que probablemente solo utilizaras una vez. Solo quiero que sepas lo que tienes a tu disposición y que si necesitas (y solo si necesitas) alguno, sepas cuál es el que más te conviene.

¿Lista?

¡Comenzamos! 😀

 

¿Qué vas a encontrar aquí?

Discos absorbentes

Seguro que has escuchado hablar de ellos. Son discos que se colocan en el interior del sujetador y absorben la leche que va goteando del pecho a lo largo del día.

Existen muchísimas opciones, desde discos desechables, es decir de un solo uso, hasta discos reutilizables que puedes lavar y volver a utilizar. También hay mujeres que se hacen sus propios discos utilizando materiales naturales y absorbentes.

¡Unas manitas y respetuosas con el medio ambiente!

Discos absorbentes, uno de los accesorios para lactancia más comunes

¿Qué ventajas tienen los discos absorbentes?

  • Permiten absorber la leche que gotea del pecho.
  • Protegen el medioambiente en el caso de ser reutilizables o caseros.
  • Son discretos.
  • Se ajustan a todos los tipos de pecho.
  • Fabricados con materiales suaves y agradables al tacto.

 

¿Qué desventajas tienen los discos absorbentes?

  • Se deben cambiar frecuentemente, en especial los primeros días, sino quieres acabar con lamparones en tus camisetas.
  • Se desperdicia la leche.
  • Gasto económico en el caso de optar por los desechables.

 

¿Qué discos absorbente te recomendaría?

Yo te recomendaría estos discos absorbentes desechables de Medela.

Medela es una marca contrastada y estos discos me parecen los mejores de los que conozco.

 

Colector de leche

Durante las primeras semanas, te darás cuenta que los pechos gotean sin parar. Parece que lo hacen a todas horas y en los momentos y lugares más inoportunos.

Incluso, cuando pones al bebé al pecho, notarás que el otro pecho de repente gotea una gran cantidad de leche. En este caso puede resultar útil utilizar los discos absorbentes de lactancia, pero si la idea no te acaba de convencer te propongo una alternativa: el colector de leche.

Lo cierto es que se trata de una herramienta muy útil, ya que te permite recoger la leche que se genera por el reflejo de eyección, es decir, aquella que gotea del pecho mientras tu bebé mama del pecho contrario. Así podrás ir creando tu propio banco de leche y estar preparada para cualquier imprevisto.

La leche que has extraído puedes almacenarla, congelarla o bien ofrecérsela directamente a tu bebé utilizando el método de suplementación que prefieras.Un accesorio para la lactancia muy recomendable es el colector de leche

¿Qué ventajas tienen los colectores de leche?

  • Evita desperdiciar la leche.
  • Te permite recoger la leche e ir creando un pequeño banco de leche.
  • Son económicos.
  • Muy sencillo de utilizar.
  • Se adapta perfectamente al pecho y no es necesario sujetarlo, ya que se mantiene fijo por efecto del vacío.
  • Fácil de limpiar.
  • Alta capacidad, de 100 a 150ml.
  • La mayoría vienen con una tapa para protegerlo y una correa para colgarlo al cuello y que resulte más cómodo.

 

¿Qué desventajas tiene los colectores de leche?

  • Poco práctico si lo vas a utilizar fuera de casa.
  • Útil durante los 3 primeros meses. Debes tener en cuenta que no se trata de un sacaleches, simplemente recoge la leche que gotea del pecho. A partir de los 3 meses, se produce un reajuste en la glándula materna por lo que resulta mucho más complicado obtener grandes cantidades de leche.
  • Requiere mantener unas condiciones de higiene y mantenimiento.

 

¿Qué colectores de leche te recomendaría?

De todos los que he visto, el colector que más me gusta es este de Lansinoh. Es de silicona, fácil de usar y se adapta bien al pecho.

Conchas recolectoras

Las conchas recolectoras son otra alternativa genial al uso de los discos absorbentes, ya que al igual que el colector, te permiten ir recogiendo la leche que gotea de forma natural y evita que esa leche se desperdicie.

Constan dos partes: una parte delantera, generalmente de plástico y bastante rígida, y una parte trasera flexible, hecha a base de silicona, que resulta mucho más suave y agradable al tacto y que se coloca directamente sobre el pezón.

Son muy fáciles de utilizar, simplemente debes introducirlas en el sujetador, ajustarlas bien en el pecho y ¡VOILÁ!.

Las puedes utilizar cuando tú quieras: durante la toma, colocándola en el pecho contrario al que mama tu bebé y recogiendo la leche que gotea por efecto del reflejo de eyección.

En el caso de que quieras almacenar la leche recogida, es recomendable hacerlo inmediatamente tras la toma, ya que el calor producido por el contacto con el pecho favorece el crecimiento de bacterias y otros bichitos en la leche.

También es posible utilizarlas entre las tomas, en este caso se recomienda cambiarlas regularmente, dejándolas como máximo 2 horas para evitar que el pecho esté constantemente en contacto con la humedad.

acccesorios para lactancia: conchas recolectoras

¿Qué ventajas tienen las conchas recolectoras?

  • Reduce las temidas pérdidas de leche.
  • Permiten crear un banco de leche.
  • Son muy fáciles de utilizar.
  • Fáciles de lavar.
  • Son discretas, nadie sabrá que las llevas puestas.

¿Qué desventajas tienen las conchas recolectoras?

  • Requiere mantener unas condiciones de higiene y mantenimiento.
  • Tienen menor capacidad que el colector de leche.
  • Deben cambiarse regularmente, cada 2 horas máximo.
  • La leche extraída debe almacenarse cuanto antes.

¿Qué conchas recolectoras te recomendaría?

A mí las que más me gustan son estas conchas recolectoras de Medela

 

Conchas protectoras

También conocidas como conchas de aireación. Igualitas que las anteriores, la única diferencia es que éstas no están pensadas para recoger la leche sino para proteger el pecho.

Tienen unos orificios en la cara delantera que permiten la entrada y salida del aire, manteniendo el pezón bien fresquito y ventilado en todo momento.

Esto puede resultar muy útiles en el caso de tener grietas o heridas en los pezones, ya que favorece la cicatrización natural y evita el roce con el sujetador en una zona que suele estar bastante sensible, especialmente los primeros días.

las conchas protectoras son un accesorio muy útil para la lactancia en caso de heridas

¿Qué ventajas tienen las conchas protectoras?

  • Favorecen la cicatrización natural de heridas y grietas
  • Disminuyen el roce con la ropa interior y reducen las molestias en la zona.
  • Son muy fáciles de utilizar.
  • Fáciles de limpiar.
  • Son discretas.

¿Qué desventajas tienen las conchas protectoras?

  • Requiere mantener unas condiciones de higiene y mantenimiento.
  • Te permiten recoger la leche que gotea del pecho, pero tienen menor capacidad que las conchas recolectoras.
  • Deben cambiarse regularmente, cada 2 horas máximo, dejando al pecho descansar.

¿Qué conchas protectoras te recomendaría?

De todas las que he visto, estas de Medela son las conchas protectoras que más me gustan

 

Pezoneras

Las pezoneras son todo un clásico.

Cuando las mujeres de antaño experimentaban dificultades en su lactancia, rápidamente se sugería el uso de las pezoneras. Claro que, las que se utilizaban por aquel entonces estaban hechas con materiales muy rígidos como la madera, el cristal, el caucho o incluso distintos tipos de metales.las pezoneras de madera fueron uno de los primeros accesorios de lactancia

Como podrás imaginar, además de resultar incómodas, no se acoplaban del todo bien al pecho y esto acababa repercutiendo negativamente en la producción de leche.

Afortunadamente a día de hoy, las grandes empresas se han puesto las pilas con este tema y han dedicado todos sus esfuerzos a desarrollar las pezoneras perfectas: materiales finos y delicados, como la silicona, se adaptan bien a los distintos tipos de pecho y resultan cómodas.

Por ello, las que se comercializan hoy en día, no interfieren en la producción de leche, siempre y cuando nos aseguremos de que la técnica es correcta.

Son muchos los motivos que te pueden llevar a plantearte el utilizarlas en un momento dado. Sin embargo, es importante recordar que en caso de que estés experimentando dificultades en tu lactancia, las pezoneras no deberían de ser nunca la primera opción.

Si, sé que suena muy tentador recurrir a ellas, especialmente si tienes grietas, te sangran los pezones y sólo con la idea de poner el bebé al pecho aparecen los escalofríos. Pero es recomendable consultar a tu matrona o asesora de lactancia antes de probarlas, para valorar realmente qué está sucediendo y de qué manera pueden ayudarte.

En el caso de que hayan intentado distintas alternativas y no se observa mejoría, entonces sí se podría valorar el uso de una pezonera, pero nunca antes.

Otro punto a tener en cuenta a la hora de utilizar pezoneras es la talla.

Cada pezón es un mundo y, por lo tanto, elegir la talla correcta es fundamental si quieres evitar la aparición de complicaciones como grietas, heridas, mastitis.

¡Sí, pueden aparecer grietas por un mal uso de las pezoneras!

Y…

accesorios para lactancia: pezoneras

¿Cómo saber cuál la talla de pezonera perfecta para ti?

Muy sencillo

En primer lugar, ayúdate de una regla para medir la cara frontal del pezón.

Una vez lo hayas hecho, añádele 2mm a esa medida.

Por ejemplo, si tu pezón mide 18mm + 2mm = 20mm.

En resumen, buscarás una pezonera de 20mm.

Existe una grandísima variedad de marcas en el mercado, pero no todas ellas disponen de distintos tamaños de pezoneras, lo cual es un punto menos a su favor, así que deberás llevar a cabo una profunda labor de investigación para encontrar las que mejor se adapten a tus necesidades.

¡Ah! y recuerda medir ambos pezones. Las tetas son hermanas, pero no gemelas y puede que te sorprenda ver que necesitas tallas distintas para cada una de ellas.

¿Qué ventajas tienen las pezoneras?

  • En algunas ocasiones pueden resultar útiles para facilitar el agarre: bebés prematuros, bebé que rechaza reiteradamente el pecho, bebé con problemas en la cavidad oral, frenillo lingual corto, algunos tipos de pezones.
  • Pero recuerda que siempre se debe valorar cada caso de forma individualizada, ya que estas situaciones NO siempre van a requerir el uso de una pezonera.
  • Pueden aliviar las molestias en caso de heridas o grietas.
  • Son económicas.
  • Fáciles de utilizar.
  • Suelen venir con un estuche protector para guardarlas cuando no se utilizan.

 

¿Qué desventajas tienen las pezoneras?

  • Generan dependencia y en algunos casos es complicado retirarlas.
  • Pueden resultar poco prácticas para utilizar fuera de casa.
  • En algunas mamás generan sentimientos de insatisfacción y cansancio.
  • Requiere mantener unas condiciones de higiene y mantenimiento.

las pezoneras no son un buen accesorio para la lactancia

¿Qué pezoneras te recomendaría?

Pues, si te soy sincera, no recomendaría ninguna.

La lanolina

He aquí uno de los productos más comercializados en torno a la lactancia materna.

¡Cuántas mamás no han salido del hospital con un par de muestrecillas gratuitas!

“¿Qué tienes grietas?” => Lanolina

“¿Qué tienes sensibilidad en los pezones?” => Lanolina

“¿Qué sólo pensar en la idea de que te salgan heridas hace que se te pongan los pelos de punta? => Lanolina.

Vamos, una ganga.

¿Pero qué es realmente la lanolina y por qué tanto revuelo con ella?

Bueno déjame decirte que no es oro todo lo que reluce.

La lanolina es una cera pastosa de color amarillo, que se obtiene a partir de la grasa de la lana de las ovejas.

A pesar de que su uso está muy extendido y que muchas mujeres la aplican con la esperanza de poner fin a sus heridas y grietas, lo cierto es que la lanolina no está diseñada para tratar los problemas de la lactancia.

Sí, lo que oyes.

La lanolina se utiliza para hidratar la piel. Pero en ningún caso, va a ayudarte a curar o cicatrizar una herida.

¡Eso sí!, si tienes piel seca o talones agrietados estás de suerte:

LANOLINA.

Se ha estudiado mucho su uso en la lactancia. Y sorprendentemente, todos los estudios llegan a la misma conclusión: el uso de lanolina puede llegar a ser contraproducente al mantener la humedad en la zona y retrasar el proceso de cicatrización natural de la herida.

Es decir, que, en vez de arreglar la situación, la estamos empeorando o alargando.

Déjame decirte un secreto:

“Para tratar las grietas o las heridas, no hace falta aplicar cremas ni untarse los pezones en aceites.

Es mucho más sencillo que todo eso.

Lo que hay que hacer es preguntarse por qué motivo aparecieron, es decir, buscar la causa y trabajar desde ahí. “

la lanolina no es recomendable para la lactancia

¿Qué lanolina te recomendaría?

Me imagino que ya sabrás mi respuesta, pero por si acaso te la digo. NO recomendaría ningún tipo de lanolina para la lactancia. Para los pies sí, para los pechos no.

Parches de hidrogel

Son parches adhesivos, que se colocan sobre el pecho. Esto hace que para muchas mujeres el hecho de retirarlos resulte molesto, especialmente si tienes cierta sensibilidad o molestias en la zona.

Al aplicarlos, proporcionan una agradable sensación de frío, que a muchas les resulta de gran alivio. Pero lo cierto es que, en la mayoría de los casos, se queda en eso, alivio.

Muchas mujeres deciden comprarlos para tratar las grietas o heridas en los pezones.

Sin embargo, como hemos visto anteriormente, lo primero que debes hacer ante este tipo de situaciones es ponerte en contacto con tu matrona o asesora de lactancia para valorar el motivo por el que han aparecido.

De nada sirve aplicar cremas o apósitos en el pecho, si no estás resolviendo el problema de base.

Además, con este tipo de parches debes tener cierta precaución, porque no se pueden utilizar en todos los casos.

Solo están recomendados para grietas superficiales y siempre y cuando no exista infección

parches de hidrogel son productos para la lactancia

¿Qué ventajas tienen los parches de hidrogel?

  • Proporcionan sensación de frío.
  • Evitan el roce con la ropa interior.

¿Qué desventajas tienen los parches de hidrogel?

  • No favorecen la cicatrización de la herida y sigue siendo igual de importante buscar la causa de la aparición de la grieta.
  • No se pueden utilizar en grietas profundas, infectadas y que sangran.
  • Son parches de un único uso, debes cambiarlos cada 24 horas.
  • Se adhieren a la piel y puede resultar molesto retirarlos.
  • Gasto económico rondan los 10 o 12 €.

¿Qué parches de hidrogel te recomendaría?

Yo si tuviera que quedarme con unos parches de hidrogel sería con estos de Medela.

Parches de glicerol

Otro tipo de parches son los comercializados por la marca Nursicare.

Están compuestos por una almohadilla, muy blandita que contienen glicerol y también un agente limpiador que favorece la cicatrización de la herida o la grieta.

Se recomienda que la primera vez que lo utilices, humedezcas el pezón con un poquito de agua y luego apliques el parche, ya que el glicerol se activa en contacto con la humedad.

A diferencia de los anteriores, no se pegan a la herida, lo cual resulta muy útil, ya que al retirarlos no van a producir mayores lesiones ni molestias en la zona.

Además, generan unas condiciones óptimas que favorecen la cicatrización de la herida, al mismo tiempo que reducen la sensación de dolor.

¿Y cómo lo hacen?

Pues actuando a nivel local, sobre los nervios nociceptivos, es decir los nervios que se encargan de percibir el dolor en el cuerpo y transmitir esa señal al cerebro, que analizará que efectivamente eso que estás sintiendo es dolor.

Al actuar sobre estos nervios, la sensación de dolor se reduce considerablemente.

Otro de sus puntos a favor, es que se pueden utilizar en cualquiera de los grados o estadios de la grieta.

Es decir, las grietas se pueden clasificar en distintos grados según su profundidad.

Pues estos parches pueden utilizarse perfectamente en todos ellos, incluso los más profundos.

un gran accesorio para la lactancia: los parches de glicerol

¿Qué ventajas tienen los parches de glicerol?

  • Reducen la sensación de dolor.
  • Favorecen la cicatrización de la herida o grieta.
  • Válidos para todos los tipos de grietas.
  • No se adhieren a la piel.
  • Tienen una alta absorción. Se recomienda cambiarlos una vez se han saturado de leche, por lo que un mismo parche te puede durar varios días.

¿Qué desventajas tienen los parches de glicerol?

  • A pesar de que son muy eficaces es igual de importante (o más) buscar la causa de la aparición de la grieta.
  • Suponen un gasto económico. La caja de 6 unidades ronda los 27 o 30 €.

Debes tener en cuenta que, estos parches son una ayuda.

Es decir, te van a ayudar a que la grieta cicatrice y moleste menos, pero siempre hay que buscar la causa por la que apareció esa grieta inicialmente.

¿Qué parches de glicerol te recomendaría?

Yo te recomendaría, cómo no, estos parches de glicerol de Nursicare

Almohada de lactancia

Si estás preparándote para la lactancia, seguramente habrás escuchado maravillas sobre las almohadas de lactancia.

Son un gran invento, ya que te proporcionan una superficie donde colocar a tu bebé durante la toma, reduciendo la tensión sobre algunas zonas del cuerpo, como los hombros o las muñecas.

Además, resultan muy prácticas, ya que las puedes utilizar incluso durante el embarazo, colocándola entre las piernas para ayudarte a dormir mejor por las noches.

Pero…

¿Es realmente imprescindible?

Pues lo cierto es que no. Si quieres ahorrarte el gasto o prefieres invertirlo en otra cosa, puedes conseguir el mismo resultado con un par de cojines que tengas por casa.

En caso de que decidas hacerte con una, es importante que primero coloques al bebé al pecho, te asegures que el agarre y la posición es adecuada y de que la toma está resultando agradable.

Es entonces (y solo entonces) , cuando puedes colocar la almohada en el espacio que queda disponible, ya que, de lo contrario, pueden surgir problemas por una mala posición condicionada por la altura del cojín.

¿Qué ventajas tienen las almohada de lactancia?

Hacen que las tomas resulten más cómodas porque reducen la tensión sobre algunas zonas del cuerpo

¿Qué desventajas tienen las almohada de lactancia?

Que si no te aseguras que el agarre y la posición es adecuada, antes de ponerlo en la almohada puede provocar problemas en la lactancia debidos a un mal agarre (grietas, mastitis,…)

¿Qué almohada de lactancia te recomendaría?

Yo tengo esta y la verdad que estoy muy contenta con ella.

Sacaleches

La búsqueda de un sacaleches puede resultar abrumadora, y es normal. Lo cierto es que hay tantos tipos de sacaleches en el mercado: manuales, eléctricos, individuales, dobles, que resulta imposible decidirse por uno.

Si eres madre primeriza y no sabes si realmente compensa invertir dinero en un sacaleches, mi consejo es que esperes a iniciar la lactancia y ver cómo evoluciona todo. Ya que, es necesario valorar muy bien tus necesidades individuales y elegir un sacaleches u otro en función de estas.

el accesorio para la lactancia por excelencia: el sacaleches

¿Cómo elegir un sacaleches?

A la hora de elegir un sacaleches debes plantearte:

  • El tipo de lactancia que deseas conseguir: exclusiva, diferida o mixta, porque esto va a influir en el tipo de sacaleches que vas a necesitar.
  • Tiempo de uso. Si simplemente es para un uso esporádico puede que un manual sea suficiente, por el contrario, si tienes pensado utilizarlo con frecuencia, es preferible uno eléctrico.
  • La edad del bebé. Hasta los 6 meses se recomienda la lactancia exclusiva, es decir única y exclusivamente leche, ya sea materna o artificial. Si tu bebe tiene más de 6 meses probablemente hayas incorporado ya la alimentación complementaria por lo que si solo vas a estar fuera un par de horas puede que no sea necesario invertir en un sacaleches.
  • El ruido del extractor. Ya que, algunos pueden hacerte sentir nerviosa e interferir en la producción natural de oxitocina, haciendo que sea más complicado extraer la leche.
  • Tus propias preferencias. Todo lo anterior está muy bien, pero puede darse el caso de que te guste más un modelo u otro, o tengas buenísimas referencias de un sacaleches en concreto.

Al igual que sucedía con las pezoneras, elegir el tamaño de copa adecuado es fundamental. Para esto, debes medir la cara frontal de tu pezón y añadirle a esa medida 2mm. Recuerda medir ambos pezones, ya que puedes necesitar copas distintas para cada uno.

El pezón debe quedar en el centro del embudo sin rozar las paredes ni permitir la entrada de la areola.

¿Qué ventajas tienen los sacaleches?

  • Permite extraer la leche para ofrecérsela al bebé si es necesario.
  • Permite crear un banco de leche.
  • Permite donar la leche extraída.
  • Puede convertirse en tu gran aliado en la vuelta al trabajo.
  • En algunas situaciones resulta útil para aumentar la producción de leche.
  • Puede aliviar la congestión en el pecho, reduciendo el riesgo de obstrucciones y mastitis ()https://melodijolamatrona.com/mastitis-lactancia/).
  • Se pueden utilizar entre 8 a 12 veces al día.
  • Siempre existe la opción de alquiler.
  • Son fáciles de utilizar.

cómo escoger la talla del sacaleches

¿Qué desventajas tienen los sacaleches?

  • Suponen un gasto económico. El precio varía en función del tipo de sacaleches y la marca.
  • Requiere invertir tiempo.
  • Pueden limitar la producción de leche. No importa lo potente que sea tu sacaleches, nunca podrá competir con la estimulación que realiza tu bebé durante la toma.
  • La cantidad de leche que extraigas dependerá de muchos factores: tipo de sacaleches, las rutinas de extracción, la edad de tu bebé, cómo te sientas, etc.
  • Hacia la última hora de la tarde puede resultar más complicado realizar la extracción, ya que la composición de la leche cambia a lo largo del día y suele estar más concentrada.
  • Lo mismo sucede a partir de los 3 meses. La glándula se regula y ya no están tan presentes algunas hormonas, por lo que te puede costar un poco más extraer la leche.
  • Requiere mantenimiento y asegurar unas condiciones de higiene.
  • Con el tiempo el motor disminuye su potencia.
  • Suelen ser bastante grandes y ocupan mayor espacio.
  • Algunos pueden resultar poco prácticos para utilizar fuera de casa.
  • El ruido, los cables, las baterías…

Antes de empezar a utilizar un sacaleches se recomienda esperar a que la lactancia esté bien establecida. Es decir, que la técnica está dominada, no existe dolor y tu bebé gana peso de forma adecuada.

Esto suele tardar generalmente 6-8 semanas.

¿Qué sacaleches te recomendaría?

Yo te recomendaría o este que es el que yo tengo o este otro, aunque es algo más caro.

Conclusiones

Tienes muchas opciones a tu alcance que te facilitarán la lactancia. Pero son solo ayudas. Lo único que se necesita para la lactancia es un pecho y un bebé.

Ya tienes todo lo que necesitas. Algunos de estos accesorios para lactancia te pueden facilitar el proceso pero nunca reemplazarlo.

No necesitas todos, ni mucho menos. Mira bien los pros y contras de cada uno antes de comprarlos todos y amontonar cosas que vas a usar como mucho un par de veces.

Es importante que establezcas una buena técnica antes de utilizar algunos, ya que sino, pueden resultar contraproducentes.

En caso de duda consulta a una matrona o especialista que esté formada en lactancia materna y se haya reciclado en los últimos años. Esto último es importante porque no todos los sanitarios tienen los conocimientos necesarios para ayudarte cómo necesitas.

Si quieres aprender más sobre la lactancia materna, te recomiendo este mini-curso gratuito que he preparado para darte toda la información que necesitas para que si quieres (y puedes) dar el pecho lo consigas. 😉

Si te apuntas, cada día recibirás un email, con consejos, técnicas y reflexiones. Los correos, están escritos de forma que además de aprender puedas incluso entretenerte. Así el aprendizaje es mucho más fácil y más efectivo.

Pero recuerda, que dar el pecho NO es fácil. Necesita tiempo y paciencia.

Para ver resultados tendrás que dedicar tiempo a poner en práctica todo lo que te cuento. Sino, no te dará resultado.

Si crees que alguna amiga le puede ayudar este artículo (o el mini-curso gratuito), compártelo. 😃

Cuéntame en los comentarios…

  • ¿Qué te ha parecido el artículo?
  • ¿Conocías los pros y contras de estos accesorios de lactancia?
Share via
Copy link
Powered by Social Snap