A veces, las cosas no salen tal y cómo las habíamos planeado: embarazos que se complican, partos que se adelantan y bebés que deciden llegar al mundo antes de tiempo. 

Y es que la vida muchas veces es así, impredecible y caprichosa.

En España se estima que 1 de cada 13 bebés nacen de forma prematura, es decir, antes de cumplir las 37 semanas de gestación.

Este tipo de situaciones tiene un grandísimo impacto para la familia, que se encuentra con una nueva realidad totalmente inesperada. 

Ilusiones y planes que se desmoronan en cuestión de segundos, como un castillo de naipes, y requieren tiempo y respeto para ser reconstruidos. 

El duelo por la pérdida de ese nacimiento tan esperado, la separación con el bebé, la recuperación física. 

Todos ellos son factores que convierten estas experiencias en momentos realmente complicados y todos merecen ser escuchados. 

 

Porque no se puede medir el impacto de una pérdida en semanas de gestación.

 

Para estos pequeños luchadores, la leche materna es el alimento perfecto. Sinónimo de salud, medicina y protección para su sistema inmunitario y digestivo, aún inmaduros.  

Sin embargo, a pesar de los numerosos beneficios que les proporciona la leche materna, no todos pueden ser amamantados directamente por sus madres.  

Entonces, ¿de qué manera podemos proteger a los bebés que por múltiples circunstancias no pueden recibir leche materna propia?

A través de la donación de leche humana.

Para ellos, donar leche significa regalar vidaSí, por muy increíble que parezca.

Para un bebé prematuro o enfermo, este gesto, que a simple vista puede resultar insignificante, supone una gran diferencia.

Cada gota cuenta, cada gota es un regalo, y cada gota esconde detrás una bonita historia de amor y generosidad.

En este articulo te voy a contar todo lo que debes saber sobre la donación de leche materna. Veremos los beneficios de la donación en bebés prematuros. También que son los famosos bancos de leches, los requisitos para donar esa leche y para recibirla.

Y alguna cosa más que te ayudará a descubrir este mundo tan desconocido pero fundamental.

¿Preparada?

¡Comenzamos! 😀

 

¿Qué beneficios tiene la leche materna para los prematuros?

 

Seguro que has escuchado eso de que la leche materna es el mejor alimento que puede recibir un bebé, pero te preguntes ¿por qué?

¿Qué características tiene esta leche que la hace tan especial y necesaria? 

La leche materna es un fluido vivo, que cambia constantemente para adaptarse a las necesidades del bebé en cada etapa del desarrollo. No es igual la leche que produce una madre de un bebé prematuro que la leche que producirá a los 3 o 6 meses de vida. 

Ya te he hablado largo y tendido de los beneficios que la lactancia proporciona a la madre y al bebé.

Pero en este articulo me centraré únicamente en los beneficios específicos que este tipo de alimentación tiene para los bebés prematuros o enfermos.  

 

  • Efecto protector

La leche materna, tiene una composición única y muy especial. 

Contiene una gran variedad de ingredientes como anticuerpos, enzimas, factores de crecimiento y hormonas, que refuerzan su sistema inmunitario, aún inmaduro, y los protegen contra infecciones y enfermedades, como la enterocolitis necrotizante. 

Una enfermedad que causa la inflamación del intestino grueso y la muerte del tejido. 

Es una de las complicaciones más frecuentes en bebés prematuros, que no solo puede resultar grave, sino que pone en riesgo la vida del niño. 

La leche materna, tiene un efecto protector y reduce el riesgo de desarrollar esta enfermedad. 

  • Aporte nutricional

Un nacimiento prematuro implica que muchos de los órganos y sistemas del cuerpo aún no han madurado por completo. 

La leche materna, proporciona vitaminas, proteínas, grasas, hidratos de carbono, etc. Y además lo hace en la cantidad y temperatura adecuados para el bebé.

Por otro lado, su composición cambia conforme crece el bebé, adaptándose a sus necesidades en sus diferentes etapas de desarrollo.

Por lo tanto, podemos decir que le proporciona todos los nutrientes que necesita para garantizar un desarrollo y crecimiento óptimos. 

 

  •  Proporciona bienestar.

La lactancia materna proporciona a estos bebés calma y bienestar. Cuando pueden llevarla a cabo directamente sobre el pecho de su madre, sus constantes vitales (frecuencia respiratoria, pulso, temperatura) se estabilizan. 

También fomenta el apego seguro y favorece la producción de hormonas, como la Oxitocina, que aumentan el bienestar.

  • Reducción los índices de morbilidad y mortalidad

Invertir en lactancia es invertir en salud. 

La leche materna tiene efectos positivos sobre la salud tanto a corto como a largo plazo, ya que reduce el riesgo de desarrollar alergias, intolerancias, problemas respiratorios como el Asma, Leucemia, Diabetes o incluso obesidad infantil. 

En la primera clase del mini-curso gratuito de lactancia materna, cuento la agridulce historia de Andrés y Cris. Y como tras un duro golpe y un parto prematuro, la lactancia materna les salvó la vida a ambos.

 

¿Qué es un banco de leche? 

 

Cuando un bebé no puede ser amamantado directamente por su madre, es necesario buscar alternativas. Y es entonces cuando entran en escena los bancos de leche humana.

Pero, ¿en qué consisten realmente este tipo de bancos?

Un banco de leche es un centro especializado en el que se almacena leche que ha sido previamente donada por madres sanas. 

La labor que llevan a cabo este tipo de instituciones es muy importante, ya que no solo se encargan de almacenar y gestionar la leche donada, sino que además llevan a cabo campañas para la promoción y el apoyo de la lactancia materna, así como promover y concienciar a la población sobre la importancia que este gesto tiene para millones de familias. 

Una vez donada, la leche es procesada, pasteurizada y sometida a un exhaustivo control de calidad para asegurar que puede ser administrada de forma segura. 

Generalmente es congelada en alícuotas (paquetes o sets) de 30, 60, 120 o 240ml. Para que resulte más sencilla de administrar en función de las necesidades nutricionales de cada bebé y para reducir al mínimo la pérdida y desperdicio de leche.  

 

¿Cómo convertirse en donante de leche materna?

 

“Sí, lo he decidido, ¡quiero donar! “

Pero… “Y ¿por dónde empiezo?”

 

La donación es un acto altruista, una muestra de amor y generosidad hacia otras familias, y por tanto debes tener en cuenta que no conlleva ningún tipo de remuneración

Si has decidido donar leche, agradecerte que estés dispuesta a poner tu granito de arena a esta bonita causa, por grande o pequeña que sea la donación.

A pesar de que a simple vista puede parecer un proceso laborioso y complicado, en realidad es muy sencillo.

En primer lugar, debes informarte y ponerte en contacto con el Banco de leche Humana de tu comunidad autónoma.

 

Bancos de leche en España

 

En España existen actualmente 16 centros activos:

  • Banco de leche materna de la comunidad Valenciana (Valencia)
  • Hospital Virgen del Rocío (Sevilla)
  • Hospital Virgen de las Nieves (Granada)
  • Hospital Reina Sofía (Córdoba)
  • Banco de leche de Aragón (Zaragoza)
  • Hospital Universitario Central de Asturias (Oviedo)
  • Banco de leche materna de Cantabria (Santander)
  • Banco de leche materna de Castilla y León (Valladolid)
  • Banco de leche materna de Cataluña (Barcelona)
  • Banco regional de leche materna de Madrid (Madrid)
  • Hospital Universitario de Santiago de Compostela (Galicia)
  • Hospital Álvaro Cunqueiro (Vigo)
  • Banco de leche materna de las Islas Baleares (Palma de Mallorca)
  • Banco de leche de la región de Murcia (Murcia)
  • Banco de leche de materna de Euskadi (Vizcaya)

 

Si necesitas más información sobre algún centro en especial te recomiendo que consultes la web de la Asociación Española de Bancos de leche humana (AEBLH) 

 

¿Qué requisitos debe cumplir una madre para ser donante de leche materna?

 

Una vez hayas elegido el centro que más te conviene, concretarán contigo una entrevista inicial. El objetivo es asegurar que cumples los requisitos para convertirte en donante de leche, que por lo general incluyen:

 

  • La donación debe ser una decisión voluntaria e informada.
  • Se ha de firmar un consentimiento previo.
  • La lactancia materna propia debe estar establecida y la donación no debe suponer un riesgo para la continuación de la misma.
  • Asegurar que se llevan a cabo medidas para la adecuada extracción, conservación y almacenamiento de la leche.
  • Contar con un buen estado de salud en general.
  • En caso de llevar una dieta vegetariana debes comprometerte a tomar los suplementos vitamínicos recomendados.

 


Se te proporcionará un cuestionario médico que debes rellenar y se llevarán a cabo una serie de pruebas. Que incluyen un análisis de sangre para confirmar que te encuentras en un buen estado de salud y descartar la presencia de enfermedades infecciosas como el VIH, sífilis o Hepatitis. Ya que de padecerlas la donación estaría contraindicada. 

Una vez se confirme que cumples dichos criterios, te darán una bolsa con todo el material que necesitas para llevar a cabo las extracciones de leche. 

También se te informará sobre qué pautas debes llevar a cabo para asegurar el mantenimiento y la conservación de la leche extraída. 

Algunas comunidades autónomas disponen de servicios de recogida en el domicilio

Sin embargo, otras requieren que te desplaces hasta el centro sanitario de referencia para recoger la leche donada.

 

¿Qué requisitos debe cumplir un bebé para recibir leche donada?

 

Al igual que sucedía con las mujeres donantes, también existen una serie de criterios que debe cumplir un bebé para ser incluido dentro del protocolo de leche humana donada.

Es posible, que en función de la comunidad autónoma en la que te encuentres, cada hospital y cada banco de leche tengan distintos criterios de inclusión, pero a modo general suelen incluir:

 

  • Bebés prematuros nacidos antes de las 32 semanas.
  • Bebés con un bajo peso al nacimiento, inferior a 1500 g.
  • Bebés con cardiopatías congénitas o que deben ser sometidos a importantes cirugías abdominales.
  • Bebés inmunodeprimidos.
  • Bebés con alto riesgo de desarrollar enterocolitis necrotizante.

Siempre que sea posible, se les administrará leche materna propia, ya que de esta forma nos aseguramos que el bebé recibe tanto el calostro como la leche pretérmino cuya composición está específicamente diseñada para cubrir sus necesidades en esta etapa tan delicada. 

Sin embargo, como hemos hablado anteriormente, son muchas las circunstancias que pueden dificultar la lactancia (que no es lo mismo que los problemas durante los primeros días), como, por ejemplo:

 

  • Situaciones en las que existe una contraindicación médica para que la madre lleve a cabo lactancia materna.
  • Si existe una hipogalactia real, es decir, cuando la madre no es capaz de producir suficiente leche para asegurar una lactancia materna exclusiva.
  • Cuando la producción materna no es suficiente para cubrir las necesidades diarias del bebé, ya sea porque no puede llevar a cabo extracciones de forma regular o porque no tiene una buena respuesta a la extracción. 

 

Por lo general, estos bebés recibirán leche humana donada hasta que se ha corregido el motivo por el que fueron incluidos en el protocolo de donación. 

Si quieres profundizar en este tema, te recomiendo esta entrevista que le hice a una experta en este tema. 

Otras realidades…

 

Si. No todo en esta vida es blanco o negro, siempre existe una gama de grises entremedias. 

En maternidad ocurre lo mismo. 

Y desafortunadamente no todas las familias se encuentran con un final feliz y un bebé sano entre sus brazos. 

Algunos, nos abandonan antes de lo esperado. Unos lo harán antes y otros más tarde, pero la vida de cada uno de ellos sigue siendo igual de valiosa e importante.

Superar una pérdida de un ser querido no es fácil y menos cuando lo haces tan pronto.

 

¿Y qué sucede entonces con esas familias que se quedan con el corazón roto y los brazos vacíos? 


Para muchas mujeres la posibilidad de donar su leche, supone una forma de sanar y transitar el duelo por la pérdida de su bebe de una forma más saludable.

De alguna forma sienten que, a través de este generoso gesto, le dan sentido a la muerte de sus hijos. Pueden honrar su vida y valida de algún modo su maternidad, porque a pesar de las circunstancias siguen siendo madres.

Me parece importante visibilizar otras realidades, ya que las donantes no son siempre mujeres con hijos sanos, sino que también son mujeres que esconden tras ellas historias difíciles, de duelo, superación y amor incondicional. 

En el caso de que tras la pérdida de tu bebé quieras donar tu leche, te recomiendo que te informes y te pongas en contacto con tu matrona o profesional de referencia para que te puedan asesorar sobre llevar a cabo la donación. 

Contar con apoyo es fundamental. Existen muchas asociaciones que proporcionan apoyo e información a familias tras una perdida perinatal.  Te dejo los enlaces a dos de ellas:

 

¿Qué puedes hacer para ayudar en la donación de leche materna?


La donación de leche materna es un tema del que empieza a hablarse poco a poco. Pero por desgracia, más despacio de lo que debería.

Hay varias formas en las que puedes contribuir a ayudar a esos pequeños luchadores que lo necesitan.

  • Como donante, si acabas de ser madre.
  • Como colaborador, contactando a alguno de tus centros locales para ofrecer tu ayuda.
  • Como difusor de este tema.

Espero que este artículo te haya ayudado a resolver todas tus dudas y si es así te agradecería que lo compartas para ayudarme a visibilizar un tema tan desconocido e importante. Cada gota cuenta.

Si tienes alguna duda y quieres que te ayude puedes ponerte en contacto conmigo.

Y si te interesa aprender más sobre lactancia materna, he preparado un mini-curso gratuito (por email) para que puedas aprender las bases para disfrutar de la lactancia. Tienes toda la información en esta página.

Al registrarte al mini-curso, cada día recibirás un consejo para ayudarte con la lactancia materna.

Pero como siempre digo, ten en cuenta que dar el pecho es sencillo, pero no es fácil. Tienes que dedicar tiempo a poner en práctica lo que te cuento. Sino no sirve de nada.

Y recuerda…

El tipo de lactancia que elijas, no te define como madre.

Cuéntame en los comentarios qué te ha parecido el artículo. ¿Conocías todo esto sobre la donación de leche materna? ¿Has donado (o te lo has planteado) alguna vez?

Share via
Copy link
Powered by Social Snap