Cuando estaba cursando mi primer año de matrona, una compañera hizo una pregunta sobre la placenta que jamás olvidaré.

Para que puedas entender la historia te cuento brevemente el contexto. Yo estudié la especialidad de matrona en Londres. Todas las alumnas éramos enfermeras y teníamos varios años de experiencia. Además, esta chica era madre (de varios hijos).

Bien. Estábamos en la clase de anatomía explicando las partes del aparato reproductor femenino. Cuando ella de repente alzó la mano:

Excuse me! Entonces, ¿nacemos con una placenta?¿o la placenta es un órgano que se produce en cada embarazo?

No recuerdo si la profesora llegó a responder la pregunta o si la carcajada de la clase respondió su duda.

Para que a ti no te ocurra lo mismo he preparado este artículo. En él veremos qué es la placenta, para qué sirve y algunas curiosidades que te puede que te sorprendan aún más que la pregunta de mi compañera.

¿Preparada? ¡Empezamos! 😃

¿Qué vas a encontrar aquí?

Escucha la magia de la placenta

Antes de entrar en materia. Si eres más de audio que te texto, puedes escuchar el artículo en formato podcast:

 

 

¿Qué es la placenta?

La placenta es un órgano maravilloso y de vital importancia para el desarrollo correcto del embarazo. Sin embargo, según el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EEUU, la placenta es el órgano humano menos comprendido, por los enigmas que aún esconde.

La placenta se empieza a formar en la segunda semana de embarazo, cuando el embrión (que se ha formado a partir de las células del espermatozoide y el óvulo) se implanta en la pared del útero.

Durante las siguientes semanas, la placenta va a infiltrarse en el útero materno, formando lo que se conoce como las vellosidades, que invaden las arterias uterinas. No te preocupes, que ahora te lo explico en castellano.placenta que es

Imagínate que el embrión es una semilla que se planta en la tierra (útero) y echa raíces. Esas raíces se conectan con los vasos sanguíneos de la madre. Y así es como se conectan el bebé y la madre. Además de alimentar al bebé, gracias a la placenta se comienza a generar el vínculo entre la madre y el bebé.

Sin embargo, no será hasta la semana 10-12 hasta que se haya formado por completo.

Las funciones principales de la placenta son proporcionar oxígeno y nutrientes al bebé en desarrollo y eliminar los desechos de la sangre del feto. Ahora las veremos con más detalle.que funciones realiza la placenta

Una vez cumplido su propósito, la placenta se elimina lentamente tras el parto. Sí, después de dar a luz al bebé, tienes que expulsar a la placenta. Pero, no te preocupes, que eso es coser y cantar. 😉

Todo esto hace de ella el único órgano temporal del cuerpo humano. Increíble, ¿verdad?

 

Funciones de la placenta: ¿Para qué sirve?

Como comentamos antes, la placenta es un órgano vital para garantizar el correcto crecimiento y desarrollo del bebé.

Una placenta pequeña o que no funcione correctamente puede implicar riesgos en el embarazo. Por eso, durante las ecografías, también se mira dónde se localiza y cómo funciona la placenta.

Es un órgano polifacético. Comodín. Vale para todo. Vamos a ver sus funciones principales.

funciones que realiza la placenta

Función de transporte: permite el intercambio de sustancias.

Para que el bebé crezca correctamente necesita nutrientes, agua, oxígeno y anticuerpos que le ayuden a protegerse contra las enfermedades, y la placenta precisamente es la que se encarga de proveer esto.

Pero, ¿cómo lo hace?

Te comentaba que las raíces de la placenta invaden los vasos sanguíneos de la madre y que se establece una conexión. Pues bien. La placenta actúa como una barrera, como una especie de filtro. Es muy selectiva. Permite el paso de nutrientes, moléculas de oxígeno y sustancias inmunes que circulan por la sangre de la madre y que llegan al bebé a través del cordón umbilical. E impide el paso de otras que pueden ser perjudiciales para el bebé.

Existen sustancias como el tabaco, el alcohol, incluso medicamentos que son capaces de traspasar la barrera y llegar al bebé y que pueden ser nocivas y peligrosas para el embarazo. Por eso se recomienda evitarlas durante el embarazo.

Función respiratoria: aporta oxígeno al bebé

Durante el embarazo, los pulmones del bebé se encuentran llenos de líquido amniótico. Esto permite que se desarrollen correctamente. Pero entonces, ¿de donde obtiene el oxígeno el bebé?

Pues de la placenta, que actúa como los pulmones del bebé. Permite que el oxígeno llegue a la sangre del bebé a través del cordón umbilical.
Pero la placenta no solo proporciona oxígeno al bebé durante el embarazo, sino también tras el nacimiento.

Se ha demostrado que esperar a que el cordón deje de latir tras el parto, permite que el bebé se pueda adaptar con mayor facilidad a la vida lejos del útero materno, le aporta oxígeno y glóbulos rojos y previene la falta de hierro (anemia) en etapas posteriores.

Esta práctica se conoce como pinzamiento tardío del cordón o delayed cord clamping. funciones de placenta: respiratoria

Función endocrina: produce hormonas esenciales

Durante el embarazo, el organismo materno sufre numerosos cambios, debidos principalmente a la acción de diferentes hormonas. La placenta segrega hormonas a la circulación materna.

Se ha descubierto en los últimos años que la placenta produce hormonas tan indispensables en el embarazo como:

  • La progesterona, que hace posible que las paredes del útero aumenten su grosor para que el feto se desarrolle correctamente. En la etapa de la lactancia prepara las glándulas mamarias para que segreguen leche.
  • La relaxina, que, como su nombre indica, se encarga de relajar los músculos como las articulaciones, para conseguir que estos puedan adaptarse mejor a la dimensión del útero, que se ensancha conforme el bebé crece.
  • La gonadotropina coriónica humana (hCG), previene que el cuerpo de la madre rechace la placenta durante el embarazo y mantiene el cuerpo lúteo (una pequeña estructura que se encuentra en el ovario y que es imprescindible para que el embarazo se desarrolle adecuadamente hasta que la placenta está formada por completo), para que pueda continuar produciendo progesterona durante el primer trimestre. Esto es muy importante, porque como hemos visto la progesterona enriquece el útero con una capa de vasos sanguíneos para que pueda sostener el bebé en desarrollo.
  • El lactógeno placentario, que regula el crecimiento del feto y favorece el desarrollo de la glándula mamaria en preparación para la lactancia.

Función inmunológica: protege al bebé

La placenta es un escudo, que defiende al bebé de muchas infecciones, bacterias y virus que se encuentran fuera del útero. Además, impide que el sistema inmunológico de la madre identifique al embrión como un cuerpo extraño y lo ataque.

funciones de placenta: protección

Durante muchos años se ha pensado que el saco amniótico (la bolsa que contiene al bebé) era estéril. Pero un estudio estadounidense sugiere que la placenta tendría su propia microbiota, es decir, sus propios microorganismos, y que esto podría tener implicaciones en el desarrollo del embarazo. Pero como te digo, aún es un órgano desconocido.

Función renal: actúa como un riñón

La placenta filtra la sangre para eliminar sustancias que perjudiquen al bebé, como los desechos o el dióxido de carbono. De esto se encargan las arterias umbilicales, que envían estos productos de vuelta a la sangre de la madre para que sean eliminados a través de la orina.

una de las funciones de placenta es filtrar y eliminar sustancias perjudiciales

Las dos caras de la placenta: La materna y la fetal

La placenta tiene generalmente, forma redondeada. De disco. Suele medir entre 15 y 20 centímetros y llega a pesar 500 gramos al final del embarazo.

Si observamos una placenta, veremos que tiene dos partes completamente diferentes:

  • La porción materna. Se encuentra en contacto directo con la pared del útero. De color rojo oscuro y aspecto rugoso.
    porcion materna de la placenta
  • El lado fetal. Está en contacto con el bebé y es del lado que surge el cordón umbilical y el saco amniótico que lo recubre. A diferencia de la cara materna, esta es mucho más brillante y se pueden ver los vasos sanguíneos en la superficie.
    porción fetal de la placenta

La placenta, “Árbol de la vida”

No cabe duda de que la placenta es vida, ya hemos visto sus funciones.

La placenta es cómo un árbol. Crece de una semilla y se desarrolla. Pero además, su apariencia se asemeja a la de un árbol, con las ramas que se extienden y su copa.

la placenta como árbol de vida

¿Qué pasa con la placenta tras el parto?

La placenta es tuya y puedes hacer lo que quieras con ella. Ahora ya sabes (y mi compañera también) que no necesitas lavarla y volver a introducirla en tu útero por si tienes otro bebé. 😜

Por su papel fundamental en el nacimiento del bebé no es de extrañar que en muchas culturas sea venerada y se entierre (con ritual incluido). Vamos a ver algunas costumbres curiosas.

Los egipcios creían que era la reencarnación del alma. Cortaban el cordón con un cuchillo especial. Algunos momificaban la placenta y otros la arrojaban al Nilo como símbolo de vida eterna.

algunos egipcios momificaban la placenta y otros la arrojaban al Nilo

En Nigeria o Ghana la placenta es considerada como un hermano gemelo del bebé.

En Malasia se envuelve en un paño blanco y se entierra en el jardín de la casa. Si es niña, se entierra en la parte delantera para que encuentre marido. En cambio, si es niño, se hace en la parte trasera para posponer al máximo que se vaya de casa. Entienden la placenta como un espíritu protector y simboliza el alma gemela del bebé.

En Nueva Zelanda, la placenta se entierra como símbolo de respeto hacia sus orígenes y su tierra natal.

en Nueva Zelanda entierran la placenta

En Islandia, llaman a la placenta “flygia” que significa ángel de la guarda.

Para la cultura china, la placenta ha sido considerada un remedio para tratar la vejez durante casi 2.000 años.

los chinos usaban la placenta como remedio para la vejez

Recientemente algunas mujeres deciden quedársela tras el nacimiento y estampan la forma en papel para mantenerla de recuerdo.

Durante los últimos años se ha puesto de moda la placentofagia, que consiste en comerse la placenta. Puede que esto te suene, ya que se ha puesto de moda entre los famosos. De hecho han salido noticias de Tom Cuise y Kim Kardashian como unos de sus grandes defensores.

Esto es algo muy común en otras especies de mamíferos. Sin embargo esta práctica en humanos sigue siendo bastante controvertida. Los motivos que alegan sus defensores son los supuestos beneficios que aporta. Sin embargo, la evidencia actual indica que no existen beneficios reales a esta práctica.

placentofagia

Puede que estas costumbres te parezcan un poco raras o lejanas. Lo que probablemente no sepas es que nosotros a pesar de que no practicamos estos rituales, honramos la placenta de una manera muy particular. Y es soplando la vela en cada cumpleaños.

En latín placenta significa pastel o torta, por su forma redonda. La palabra latina viene del griego πλακοῦς (plakous = pastel plano) La placenta es la tarta y la vela es el cordón umbilical. Por eso, igual has oído la frase “cada bebé viene con una torta bajo el brazo”

Como has visto, a pesar de no ser tan conocida, la placenta es un órgano importantísimo para el crecimiento y la protección del feto. Es esencial en la formación de cada bebé. Además, en cada cultura tiene un simbolismo diferente.

Y tú, ¿conocías todas estas funciones y curiosidades de la placenta? Te leo en comentarios. 😊

Si quieres aprender más sobre el embarazo, parto y posparto, puedes suscribirte a mi lista de correo en el cajetín inferior. Recibirás consejos prácticos, curiosidades y mucha información para poder disfrutar de tu embarazo.

Al suscribirte recibirás gratis una guía con 5 sencillas claves para tener un embarazo (y posparto) positivo. No te llevará más de 30 minutos al día ponerlas en práctica, pero tanto tú como tu bebé lo agradeceréis. 😉

 

Share via
Copy link
Powered by Social Snap